RequisitosyGestiones » México » Requisitos para rentar una casa: Contratos de arrendamiento

Requisitos para rentar una casa: Contratos de arrendamiento

Rentar una residencia no es cualquier cosa. Tanto para el que la pone al servicio de otros, como aquellos que deseen ocuparla han de estar seguros y confiados en que el proceso va a ser transparente y no conllevará inconvenientes a futuro.

Para facilitarte este proceso, acá te vamos a mostrar el procedimiento y los requisitos para rentar una casa en México.

Requisitos para rentar una casa

Los requisitos para rentar una casa en México van a cambiar siempre y en toda circunstancia en dependencia de lo que tu arrendador necesite, o bien en su defecto, tu agente. No obstante, existe información y documentación general que debes entregar incuestionablemente. Esto incluye tu identidad, estado de vivienda y también ingresos suficientes a fin de que cubras tus costos y las deudas pendientes que puedan existir.

Demostrar que puedes cubrir los costos del alquiler no es un tema muy complicado. Generalmente, cualquier documento que acredite que tienes los ahorros para hacerlo, una carta de tu empleador que de fe de tu sueldo, o bien aun que este se incluya como garante en tu favor.

Entre otros datos, debes probar a tu inquilino tu identidad a través de tu documento oficial. Además de esto, debe existir una escritura del inmueble por medio del que se verifique que puedes efectuar el trámite, acompañado del contrato de alquiler.

A continuación nos dedicaremos a explicarte cada detalle del proceso a fin de que conozcas al completo los requisitos para rentar una casa en México.

Cómo hacer el registro en el Registro Público de la Propiedad

El Registro Público de la Propiedad es la corporación mexicana encargada de llevar perseverancia de los procedimientos legales que impliquen a los inmuebles en el país. Acá se incluyen tanto su adquisición y situación legal (como hipotecas, créditos o bien embargos) como su venta o bien trasferencia.

Que el inmueble de tu propiedad esté anotado en el Registro no es obligatorio, mas puede traerte distintos beneficios en distintos procesos tras la adquisición del mismo, como pueden ser:

  • Reconocer tu derecho sobre el bien.
  • Validar la escritura pública de la propiedad, pues es el único ente que puede hacerlo.
  • Respaldarte en frente de cualquier reclamo de un tercero, como acreedores de expropietarios, estos, o bien aun familiares.
  • Servir como primordial requisito para pedir un crédito hipotecario.
  • Producir el certificado de libertad de impuesto una vez se completase el pago de un crédito hipotecario.

Para saber como hacer el registro en el Registro Público de la Propiedad, primero debes tener clara una cosa: para proceder, debes primero haber firmado el contrato de compra y venta. Una vez hayas pasado por esa etapa, vas a poder empezar con el registro como tal.

Deberán acudir todos y cada uno de los implicados tras pautar una cita que puedes lograr en la web del Registro que corresponda a tu localidad. El proceso solo lo puede pedir el titular registral, o bien en su defecto, un representante legal a través de un poder notarial y con la presencia de un testigo.

NOTA: Ya antes de acudir, no obstante, recuerda efectuar el pago de la petición y lograr una imitación de todos y cada uno de los documentos que te vamos a explicar más adelante.

Una vez en la oficina del Registro, tu trámite empezará en el momento en que un agente te atienda. El procesamiento de tu petición va a tomar entre 4 y 12 días hábiles. ¡Y listo! Cuando por último se te entregue la perseverancia el inmueble va a haber pasado a ser de tu propiedad.

Requisitos

Los requisitos para anotar una residencia en el Registro Público de la Propiedad son los siguientes:

  • Entregar la próxima información:
    • Superficie, medidas, localización y colindancias del inmueble.
    • Nombre, clave catastral, número de cuenta para el pago del impuesto predial y toda referencia respecto a la inscripción precedente.
    • Condiciones, cargas, extensión y naturaleza de la acción efectuada anteriormente.
    • Valor o bien costo del bien inmueble.
    • Información personal de los implicados en el proceso de alquilo de la propiedad.
    • Datos sobre la naturaleza del desarrollo jurídico. Esto incluye la data, número y también información profesional del funcionario que autorizó el proceso.
  • La escritura pública de tu propiedad. Exactamente la misma ha de ser lograda cuando compras tu inmueble, y certificada por un notario público, a fin de que siendo anotada en el registro consiga su valía legal. De no tenerla, debes aproximarte a la apreciaría en que se expidió el documento y solicitar una copia certificada.
  • El contrato de compra y venta. A través de este vas a poder registrar el cambio de dueño, en el caso de que el dueño precedente no lo haya hecho. De este modo lograrás oficializar la trasferencia del título y los derechos sobre el inmueble a tu nombre. Exactamente el mismo ha de ser acompañado por una copia certificada y firmada por el notario que llevó el caso y sellado por la apreciaría.
  • La petición para el trámite. Ingresando en este enlace lograrás una copia del formulario de petición. En ella debes rellenar los próximos datos:
    • El género de inscripción (entre las opciones se halla la compra y venta, hipoteca, cancelación de hipoteca, transmisión de propiedad, donación, entre otras).
    • Tus datos personales como demandante (tus nombres y apellidos y la información del fedatario).
    • Los datos del inmueble. Esto se compone de su localización, superficie, si es o bien no una bodega y la denominación o bien nombre rústico del predio.
    • Los antecedentes registrales.
    • La información personal del titular registral o bien persona ética.
    • El sello y firma del fedatario o bien demandante.
    • Las cuotas por término de derechos.
    • La jornada notarial.
    • La cuenta catastral.
    • Los documentos que sirvieran como instrumentos notariales.
  • La documentación de identidad oficial de todos y cada uno de los participantes con sus respectivas copias.

En consecuencia, y en dependencia del caso, se emitirá alguno de los próximos documentos:

  1. El valúo comercial del bien.
  2. La declaración del Impuesto sobre la Renta.
  3. La declaración del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles.
  4. El certificado de libertad del impuesto.
  5. La boleta de pago completado del impuesto predial.

Costo

El costo de la inscripción en el Registro Público de la Propiedad va a cambiar con relación al valor de tu residencia. Por poner un ejemplo, en Cuidad de México, por las residencias populares que cuesten más de ochocientos setenta pesos se debe abonar aproximadamente 17.500 pesos para el trámite registral. A esto se le suma otros servicios, cuyos costos pueden cambiar entre los 290 y los mil cien pesos.

Aún de esta forma, el trámite es más veloz de lo que uno aguardaría, tomando entre 4 y 12 días hábiles. Una vez completado el procedimiento y aprobado el trámite, la trasferencia del inmueble a nivel del Registro va a estar hecha y resuelta.

Documentos

Los documentos que debes presentar para la inscripción en el Registro Público de la Propiedad es la que te presentamos aquí:

  • El formulario de petición del registro, que te dejamos más arriba.
  • Una imitación de la escritura que contenga los datos del Registro.
  • Un certificado de libertad de impuestos que tenga una vigencia de 3 meses.
  • Una imitación de la boleta de pago del impuesto predial.
  • Los documentos de identidad de todos y cada uno de los implicados con sus respectivas copias.

Contratos de alquiler en México

Un contrato de alquiler en México es un documento en el que el inquilino pide al arrendador que se comprometa a cumplir con los pactos establecidos a fin de que la propiedad de un inmueble pase de uno a otro por un periodo establecido.

Actualmente, no existe en el país un modelo de contrato de arrendamiento estándar. Pese a eso, la ley establece derechos y obligaciones que el dueño y el inquilino deben comprometerse a cumplir. Por lo general, el contrato debe contener, por lo menos:

  • Los nombres y firmas de las partes implicadas en el procedimiento. Esto puede incluir a un tercero que sira como fiador del inquilino y que declare la propiedad como garantía.
  • La localización y descripción muy detallada de la propiedad. Se debe incluir toda especificación técnica del inmueble, como puede ser:
    • Género de inmueble.
    • Plano con la localización.
    • Superficie de construcción y del terreno.
    • Información de escrituración.
    • Cracterísticas de los acabados y también instalaciones en  la estructura.
    • Especificaciones de los materiales y seguridad del inmueble.
    • Instalaciones singulares.
    • Y detalles extras.
  • Los límites establecidos para el empleo adecuado de la propiedad.
  • La data y lapso de vigencia del contrato.
  • Las cláusulas para el pago de cuotas y servicios, la entrega de los depósitos y las condiciones de entrega, recepción y regreso del inmueble.
  • Los términos y condiciones que pongan las partes para cuestiones como cláusulas de interrupción y otras opciones.
  • Cualquier anejo que detalle las condiciones del inmueble.

También se debe intentar que exista una póliza de garantía que contenga:

  1. Su duración o bien vigencia.
  2. Costos que no han de ser cubiertos por el arrendador o bien comprador.
  3. Cuáles defectos o bien fallas cumple.
  4. Las obligaciones del inquilino.
  5. Los derechos del arrendador.
  6. La garantía de las reparaciones ya hechas.
  7. La bonificación del cinco por ciento sobre el costo de la reparación si el comprador debió efectuarlas por si acaso mismo.

Y para acabar, crea un acta de entrega y recepción que sea firmado por todas y cada una de las partes, incluyendo los testigos, que especifique:

  1. Los documentos que se efectuaron o bien se deben efectuar para llenar la entrega.
  2. El prototipo de residencia.
  3. Su número de habitaciones.
  4. Los géneros de acabado.
  5. Las peculiaridades de todas y cada una de las habitaciones.
  6. El empleo de la póliza de garantía.
  7. Las peculiaridades del exterior.
  8. Cualquier detalle extra que las partes consideren precisas.

Te recomendamos que ya antes de firmar cualquier contrato de arrendamiento compruebes las credenciales y documentos de propiedad y también identidad del inquilino. De esta forma, puedes asegurarte que haces un trato con el auténtico dueño de la propiedad, o bien en su defecto, un representante legal autorizado.

Nadie desea confundirse en el momento de rentar una casa. Todo dueño o bien inquilino sabe que cualquier fallo puede llevar a, por lo menos, inconformidad para todas y cada una de las partes.

Para eludir cualquier problemática, aguardamos haberte ayudado a revisar los requisitos para rentar una casa en México.

Deja un comentario