RequisitosyGestiones » Venezuela » Requisitos para Carta de Concubinato: Toda la información que necesitas

Requisitos para Carta de Concubinato: Toda la información que necesitas

Si han decidido formalizar su unión en verdad,  no dejen de leer Requisitos para Carta de Concubinato: Toda la información que precisas, encontrarás información esencial sobre los derechos adquiridos en el momento en que se cumple el segundo aniversario como familia no casada.

Carta de Concubinato en Venezuela ¿Para qué vale?

Es el documento que convalida la existencia de la convivencia de 2 personas de diferentes sexos, bajo exactamente el mismo techo.

Las cuales comparten satisfacciones y compromisos con exactamente el mismo fin común, en un tiempo progresivo como mínimo de un par de años o bien empezado a la data de nacimiento de su primer hijo. Asumiendo responsabilidades de familia.

Por lo general, la legalización del concubinato es un trámite gratis, en el que la pareja conviviente van al registro civil y formalizan su relación de pareja.

Adquiriendo formalmente obligaciones y derechos, que pueden tener semejanza con los de un matrimonio, como el derecho de sucesión o bien de la pensión alimenticia, entre otros muchos preparados en la Ley.

Al igual que con el divorcio, puede pedirse su disolución de forma unilateral por ciertos miembros de la pareja, o bien conjuntamente, acudiendo al mismo registro civil en el que se formalizó.

En cuanto al patrimonio, en la unión libre en verdad se sostiene separado, diferenciandose del matrimonio.

Para legalizar la libre convivencia o bien concubinato, solo es preciso presentar una carta de soltería, un comprobante de la dirección de domicilio y en caso que aplique se van a deber abonar los tributos que correspondan.

Definitivamente  para efectos legales, al demandar el cumplimiento de los derechos de los convivientes, es imprescindible presentar la carta de concubinato.

No únicamente de los concubinos, sino más bien asimismo de los derechos que corresponden a los hijos de la relación, sean o bien no naturales de las dos partes.

En los casos de disolución, de rotura, por separación, por fallecimiento o bien por quebrantos críticos de salud. Las personas conviviendo en verdad o bien concubinos van a poder exigir:

  • Ser receptores de los servicios de la seguridad social
  • Percibir una pensión alimenticia
  • Ser participes de los recursos materiales o bien financieros por herencia, siempre que no exista testamento.
  • Efectuar las visitas penitenciarias
  • Contar con la aplicación de los derechos sucesorios
  • Disfrutar de la certidumbre jurídica
  • Tener predisposición sobre el cadáver de forma total.
Como vemos, estos derechos son afines a los del matrimonio.

Se debe tener en consideración, en la convivencia de unión libre, que el casamiento de ciertas unas partes del concubinato, suprime los derechos de la otra parte. Sin importar un mínimo si tienen un par de años o bien cincuenta años de convivencia.

Es exactamente el mismo trato, al referirnos a la existencia de un testamento por ciertas partes, donde no nombra a su pareja conviviente. Esta última no tendría derecho a tener ninguno de los recursos.

Requisitos para pedir la Carta de Concubinato

Al pedir una carta de concubinato, el funcionario público con autoridad para atender el trámite, debe requerir a los interesados, ciertas pruebas que validen la convivencia en verdad o bien concubinato, entre ellas:
  1. Tiempo de la relación de convivencia: esta ha de ser por lo menos de un par de años continuos para poder formalizar el concubinato. Al existir los hijos en común, la ley estima como inicio de la relación  la data de nacimiento del primer hijo, con lo que no es preciso aguardar por los un par de años señalados.
  2. Compartir exactamente el mismo domicilio bajo relación de convivencia: simplemente vivir juntos. Es una condición imprescindible para pedir el estado de concubinato.
  3. No deben existir situaciones o bien razones de impedimento: esta condición hace referencia a que ninguno de los interesados, tenga otros concubinos o bien concubinas. Debe existir la convivencia con una sola persona.

Debemos destacar, que en el caso de haber estado casado legalmente, la separación de cuerpos no basta para conceder el concubinato. Es imprescindible que sea disuelto civilmente el matrimonio.

Estar completamente con el estado civil como divorciada/o, ni tan siquiera todavía teniendo hijos en común.

No deben existir inconvenientes de carácter jurídicos o bien por quebrantamiento de salud, que influyan en que la situación puede haber sido forzada. Como enfermedades crónicas mortales y también irreversibles, o bien el vencimiento de visa, para los casos de extranjeros.

Es posible la libre unión, incluso existiendo óbices. Mas su denominación jurídica no es concubinato, sino más bien “amaciato”. En esta situación los demandantes no tienen derechos conyugales.

Documentación a presentar

Será preciso presentar los próximos documentos de forma obligatoria:

  1. Un comprobante o bien perseverancia de la dirección de domicilio.
  2. El documento original y una imitación de la cédula de identidad, de los dos concubinos.
  3. Presentar 2 personas con un par de años de conocerse. Son con calidad de testigos y sus documentos de identidad.
  4. La perseverancia o bien acta certificada de nacimiento de los 2 convivientes
De forma Opcional, en el caso de aplicar:
  1. Si hubiera hijos en común, las respectivas actas de nacimiento de cada uno de ellos de los hijos.
  2. Si alguno es divorciado, el comprobante o bien acta de divorcio de matrimonio precedente.
  3. En caso de viudedad, la pertinente acta de defunción.
  4. Si ciertos interesados, es extranjero presentar el pasaporte válido, actual y con visa.
  5. Presentar la Carta de reclusión, en caso que uno de los concubinos se halle cumpliendo condena limitando su libertad a un penal.

También si los interesados son adolescentes, con edades mayor de catorce años y mayor de dieciseis años de edad, presentar la autorización por escrito, bien sea de los progenitores o bien de sus representantes legales.

Si no hubiera un pacto entre las partes, la autorización va a ser emitida por el Tribunal de Protección de pequeños, pequeñas y adolescentes.

Dónde gestionar la Carta de Concubinato

Cuando se desee conseguir la carta y según predisposición de la Ley Orgánica del registro Civil en su capítulo VI, son las jefaturas civiles las instituciones habilitadas para su emisión.

Las jefaturas dependen de la Oficina Nacional del registro civil y hay una por cada parroquia o bien ayuntamiento.

Se sugiere, que los convivientes validen la dirección de la oficina que le toca. Preguntar los horarios de atención para efectuar el trámite.

Debido a que estos cambian conforme su localización geográfica. Generalmente, las peticiones son habilitadas en horario matinal, y la atención está limitada a una cantidad de demandantes.

El proceso del trámite, en el momento en que es atendido por un funcionario, fluctúa entre veinte a treinta minutos.

El trámite propiamente acostumbra a ser gratis, no obstante se deben abonar las copias certificadas, por el empleo de timbres fiscales con un precio de 0.3 Unidades tributarias, conforme lo que disponga el ente encargado de la tributación conocido como SENIAT.

Protección legal del concubinato en el marco del ordenamiento jurídico venezolano

Esta protección es basada al aceptar que esta relación en verdad, da origen a la conformación de una familia.

Esta situación la hace merecedora de la protección de la ley, por ende tiene implicaciones desde el punto de vista legal como social.

La vinculación con la familia, como núcleo primario de la sociedad, forma la fuente primaria del derecho. Revistiéndole de una singular relevancia para el desarrollo armónico, para la paz y justicia en interés de la suprema dicha social.

Empezaremos comentando que la Constitución Nacional del año mil novecientos sesenta y uno, ya derogada, mostraba protección al matrimonio. Pero no incluía a la comunidad que se produce en una unión no matrimonial. Lo que limitaba el tema a unas pocas reglamentaciones consideradas en el Código Civil de mil novecientos ochenta y dos.

En la actualidad y bajo la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del año mil novecientos noventa y nueve, hallamos derechos inherentes a la persona.

Entre ellos, se reconoce la pluralidad de las familias; ampliando su origen alén del matrimonio civil. Con lo que se lleva a la constitución a las surgidas con motivo de uniones estables en verdad.

Eliminando la discriminación entre una familia marital o bien legal y a una familia natural o bien concubinaria.
Siempre que, la unión estable en verdad entre un hombre y una mujer reúna los requerimientos preparados en el Código Civil de mil novecientos ochenta y dos, en su artículo setecientos sesenta y siete.

Sin embargo, las disposiciones existentes, dejan abierta la posibilidad que el concubinato se reglamente más de forma profunda a futuro, con leyes singulares o bien quizá con modificaciones en el Código Civil actual.

El concubinato es asumido como una relación en verdad que es regulada por el derecho, con efectos entre los concubinos y en frente de terceros.

Estos derechos manan de Constitución Nacional del año mil novecientos noventa y nueve, donde en su art. setenta y siete, se establece que las uniones establecidas en verdad, formadas por un hombre y una mujer. Al cumplir las condiciones y requisitos preparados en la ley, van a ser generadores de exactamente los mismos efectos que el matrimonio.

Siendo esta normativa del tratamiento jurídico referidas en el Código Civil, lugar desde donde manan los derechos relacionados con la Seguridad Social y con la herencia.

Y otros derechos como conceder a la concubina derecho de pensión de supervivencia, préstamos para la obtención de residencia, a la asistencia médica integral, a demandar las indemnizaciones que corresponderían a una pareja fallecida.

¡Solo queremos que esta información haya sido de tu interés!